NORMAS Y LÍMITES

Elaborado por: El Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica de Aranjuez.

¿POR QUÉ LAS NORMAS Y LOS LIMITES SON NECESARIOS?

Aunque suponen un mayor gasto energético, se ha de vigilar su cumplimiento, marcar límites a los niños se hace necesario ya que:

  1. Dan seguridad y protección.
  2. Si el niño es más fuerte que los padres, no se podrá sentir protegido por ellos.
  3. Permite predecir la reacción de los padres ante determinadas situaciones y comportamientos.
  4. Ayudan al niño a tener claros determinados criterios sobre las cosas. Son una referencia.
  5. Enseñan al niño a saber renunciar a sus deseos y ello le prepara para situaciones similares que la vida le deparará.

¿QUE HACE QUE A ALGUNOS PADRES LES CUESTE PONER LÍMITES A SUS HIJOS?

Puede tratarse de :

  1. Padres que sienten que no tienen energías suficientes para enfrentarse a sus hijos.
  2. Padres que intentan, de esta forma, compensar el poco tiempo de dedicación que les pueden dar.
  3. Padres inseguros y con poca autoestima, que desean ser aceptados por sus hijos, y que no confían en sus propias decisiones ni en su capacidad para defenderlas.
  4. Padres que, ente sí, tienen opiniones distintas sobre una misma situación, e infravaloran o desacreditan el juicio del otro progenitor. No hay respeto entre ellos.

¿QUE ES LO REALMENTE PERJUDICIAL PARA EL DESARROLLO DEL NIÑO?

Todas las situaciones extremas perjudican el crecimiento y desarrollo del niño.

  1. Tanto el establecer unos límites o normas demasiado estrictas o excesivas en cuanto a cantidad, pues ello no dejaría crecer al niño.
  2. Como el no poner ningún tipo de límite a su comportamiento. Las consecuencias de esta actitud darán lugar a un niño que no tiene nunca suficiente, cuyas exigencias son cada vez más elevadas y donde las negativas serán cada vez vividas de forma peor. Estaremos pues ante un niño, con gran dificultad en postergar la satisfacción de sus deseos, con lo que ello supone. Su autoestima quedará ligada a la posesión material de cosas, regalos… es decir, una alta dependencia de las cosas materiales.

CONDICIONES FUNDAMENTALES PARA ESTABLECER LOS LÍMITES A NUESTROS HIJOS.

Para que el niño se muestre dispuesto a aceptar las normas o los límites marcados por los padres, es necesario que se cumplan estas condiciones

  1. Que exista un buen clima familiar, de afecto y cariño. Los padres deben estar convencidos de aquello que exigen, y, por tanto, han de luchan para su cumplimiento
  2. Las normas marcadas por los padres han de ser claras y realmente necesarias, y por tanto, no han de ser excesivas, pues ello acabaría por convertirlas a todas en ineficaces. Los padres deben comportarse de forma coherente a lo exigido, pues con el ejemplo también se enseña, por tanto, han de ser consecuentes con el modo habitual de hacer en casa.
  3. Es normal y habitual que el niño quiera probar, con su actitud y con su conducta, hasta dónde puede llegar y cuál es la reacción de los padres si se sobrepasa el límite marcadlo. Es, en ese momento, cuando hay que mostrarse firmes, pues si se cede, después costará mucho más retomar nuevamente el respeto de esas normas
  4. Todo ello, no excluye (si bien al contrario) la necesidad de que los padres adopten una mentalidad flexible que les permita ir adaptando esas normas a la situación, al momento y edad concreta del niño.

“EDUCAR A UN NIÑO ES COMO SOSTENER EN LA MANO UNA PASTILLA DE JABÓN, SI APRIETAS MUCHO SALE DISPARADA, SI LA SUJETAS CON INDECISIÓN SE TE ESCURRE ENTRE LOS DEDOS, UNA PRESIÓN SUAVE, PERO FIRME LA MANTIENE SUJETA” (Isabel Orjales)

QUE ENSEÑAMOS

En nuestro Centro Público se imparten las siguientes enseñanzas:

  • Educación Infantil, Segundo Ciclo (3 -6 años). Dos clases por nivel.
  • Educación Primaria, (de Primero a Sexto) que se distribuye en dos ciclos de tres cursos cada uno. Cada curso tiene dos clases por nivele excepto 3º y 5º que tiene 3.

Este año inauguramos un aula TEA en la que trabajarán un técnico y una maestra de Pedagogía Terapéutica con un grupo de alumnos muy reducido.

Los alumnos de nuestro Centro están adscritos al Instituto de Educación Secundaria “Alpajés”. Tienen acceso directo a los mismos para sus estudios de Secundaria y Bachillerato.

Nuestro centro es Bilingüe  desde Educación Infantil para todos los alumnos/as y Psicomotricidad para los alumnos de Educación Infantil. Además utilizamos las Tecnologías de la Información y la Comunicación desde los tres años hasta los doce en nuestras aulas.

También contamos con una maestra de Pedagogía Terapeútica que atiende a alumnos con necesidades educativas especiales, compartida con otro colegio público de la zona.

Del Equipo de Orientación de la zona viene un orientador para atender a los niños que requieren evaluación psicopedagógica y realizar el seguimiento de aquellos alumnos con unas necesidades educativas especiales, una vez a la semana. Igualmente, y una vez al mes, presta sus servicios un Técnico de Servicios Sociales. Estos alumnos disponen de dos maestras de Enseñanza Compensatoria del Centro.

Nuestro centro es Centro de Formación de Alumnos de Prácticas de las Facultades de Educación.